En 2013 se crearon un 23% más de cooperativas de trabajo asociado


Hasta este año, las cooperativas habían destruido casi diez puntos menos de empleo que las otras fórmulas empresariales. Ahora crean empleo neto.
COCETA

 El 45% de las nuevas cooperativas está formado por jóvenes. El modelo es fundamental para recuperar empresas en crisis.·        

Al cierre de 2013 se creó en España un 23% más de cooperativas de trabajo asociado que en el mismo período del año anterior. En total fueron 950 nuevas cooperativas frente a las 733 de 2012.

Las cooperativas de trabajo asociado representan una gran mayoría dentro de la variedad de cooperativas. Solo 216 de las nuevas cooperativas creadas en 2013 (en total 1166 frente a las 1005 de 2012) no fueron de trabajo asociado.

El crecimiento de las cooperativas de trabajo vino acompañado de un incremento en el empleo. Las cooperativas creadas fueron más, aunque se trató de empresas con pocos integrantes. Se crearon 3.632 puestos de trabajo, frente a los 3.612 de 2012.

Los números de 2013 superan los resultados obtenidos en 2006, es decir en pleno auge económico, donde se habían creado 760 cooperativas, con 3.014 empleos nuevos.

Por Comunidades Autónomas, resalta actualmente Andalucía, con un incremento en el número de cooperativas del 30%, pasando de 140 cooperativas nuevas a 204. Destaca, entre otras, Valencia, que pasó de crear al último trimestre de 2012 un total 87 cooperativas de trabajo a crear 110. Y Murcia, que pasó de crear 66 en 2012 a 76 en 2013.

"Con estas cifras corroboramos una vez más que las cooperativas de trabajo mantienen los empleos", dice Juan Antonio Pedreño, presidente de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA). Es un modelo fundamentalmente utilizado en este momento en dos apartados. En primer lugar, es el modelo elegido por los jóvenes que son casi el 45% de los nuevos empleos creados en cooperativa. Y en segundo lugar, es un modelo primordial para mantener empresas y empleos por transformación o reconversión de empresas mercantiles en cooperativas".

Hasta este año, las cooperativas habían destruido casi diez puntos menos de empleo que las otras fórmulas empresariales, pero ahora las cifras son positivas. Todas las comunidades autónomas han crecido de forma neta su número de cooperativas en alta en la Seguridad Social. No había ocurrido hasta ahora.

"La modalidad misma del modelo cooperativo permite una mayor flexibilidad y una mayor implicación de los trabajadores asociados, como responsables de su propia empresa. Además, se trata de empleo de calidad, con un 80% de socios trabajadores y una mayoría de contratos indefinidos", continúa Pedreño.

Además se trata de empresas que promueven la equidad de género. En ellas, el 49% son mujeres, que según los estudios de COCETA, dicen conciliar bien la vida laboral y personal. Y el 38% de ellas ocupa puestos de liderazgo, mucho más que en otras fórmulas empresariales.

Pedreño considera que si no se han creado todavía más cooperativas es porque se trata de un modelo todavía, a pesar de todos los esfuerzos del movimiento cooperativo, muy desconocido frente a las empresas tradicionales.

"Echamos de menos también políticas activas que prioricen empresas como las cooperativas de trabajo asociado", agrega Pedreño, "No solo porque demuestran mejores datos en plena crisis sino porque ponen a las personas por sobre el capital, y porque se afianzan en el territorio aportando a las comunidades donde están insertas".

Las organizaciones que conforman COCETA trabajan día a día en cada Comunidad Autónoma apoyando la creación de cooperativas y sosteniendo los puestos de trabajo, incluso cuando se trata de la recuperación de empresas en quiebra.

Volver