El sector de la enseñanza, protagonista de la economía circular


ASATA finaliza un estudio en el que se relaciona economía social, sector educativo y circularidad.  

Dentro de los diversos sectores en los que la economía social tiene una mayor presencia, destaca sin duda el sector educativo, el cual adquiere gran importancia a la hora de implementar políticas con una perspectiva de sostenibilidad, caso de la Estrategia Española de Economía Circular. En ese marco, y sobre el papel de la economía social como agente dinamizador de una transición de la economía lineal a la economía circular, la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado, ASATA, en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Economía Social, ha desarrollado el programa “Economía Social: protagonistas de la Economía Circular II. El sector de la Enseñanza”.

Con este estudio, ASATA persigue ofrecer una muestra de los valores y objetivos de la agenda de desarrollo sostenible con los que las empresas de economía social se alinean y comparten, así como dar a conocer la economía circular y cómo aplicarla en el sector de la enseñanza de la economía social, implantando sistemas de gestión circulares.

En ese marco, el programa también pretende sensibilizar y formar al alumnado mediante un sistema basado en la participación en la gestión circular de sus centros educativos e implicar a los proveedores en las prácticas circulares y fomentar la participación activa y vinculación al entorno más directo de toda la comunidad de los centros educativos, poniendo especial énfasis en la capacitación del profesorado con competencias de enseñanza para la economía circular, con el objetivo de introducir este enfoque en sus actividades formativas. 

Como punto de síntesis de todo lo expuesto, ASATA ha elaborado una guía para facilitar la adopción de una gestión circular de los centros educativos basada en la participación de toda la comunidad educativa con especial atención al alumnado. 

La guía recoge una introducción sobre qué es la economía circular y la relación de la misma con la economía social, para seguidamente centrarse en el sector educativo de la economía social y en la importancia del mismo en el Estado, recogiendo experiencias de empresas singulares y ejemplo de circularidad en la educación. 

El eje central del estudio es el análisis de los sistemas de gestión de diversos centros educativos, en base a las experiencias de diversas comunidades autónomas (Asturias, País Vasco, Cantabria, Castilla y León, Madrid, etc.) a partir del cual se modeliza un centro tipo, capaz de integrar las mejores experiencias y aprendizajes recogidas de casos reales y que cubran diferentes aspectos, incluyendo factores como finanzas, factores impulsores de liderazgo, impacto medioambiental y social,  participación y de vinculación al currículo formativo para el desarrollo de competencias. 

El estudio concluye con una serie de recomendaciones de buenas prácticas en cada una de las áreas de trabajo, y propone procesos circulares de mejora para cada uno de ellos, sectorizando y particularizando cada caso con recomendaciones que incluyan al centro y a su relación con proveedores y grupos de interés. 

A lo largo de todas las fases del programa, se ha prestado especial atención a la innovación frugal, aquella que nace del aprovechamiento de recursos escasos a través de la creatividad e ingenio para encontrar soluciones a problemas existentes utilizando los mínimos recursos posibles. Este punto ha sido un elemento relevante a lo largo del desarrollo de todo el programa, dada la escasez de recursos a la que hacen frente los centros de enseñanza. Con la estrategia desarrollada por ASATA se pretendió aportar valor en doble capa a los centros y producir impactos significativos. 

Todas las personas, centros educativos y empresas de economía social que tengan interés en contar con una copia del estudio, pueden descargar una copia en este enlace. 

Volver